Locales | Politicas 27/11/2019  11:38 hs.

América Latina: la inestabilidad puesta en contexto

 

Por Juan Manuel Severo Frers

“Próxima parada: Colombia”. Probablemente, así luzca el último registro de la agenda de algún corresponsal o analista internacional que cubra la realidad latinoamericana.


Y es que con las últimas noticias que llegan desde ciudades como Bogotá o Medellín, ya no pareciera ser que las turbulencias que actualmente experimentan algunos países latinoamericanos correspondan a casos aislados, sino a un fenómeno generalizado que afecta a la región en su conjunto. Es por ello que se hace menester comprender, las crisis que sacuden a la región, dentro de un contexto general más amplio que afecta e incide en cada una de ellas.

Pero antes de ello, recordemos cuáles fueron los motivos que desencadenaron la ola de protestas y movilizaciones masivas en cada país:

En Ecuador, la eliminación del subsidio a los combustibles como parte de un paquete de medidas de disciplina fiscal, en el marco de un acuerdo crediticio con el FMI. 

En Chile, el aumento del precio del metro, que rápidamente sacó a la luz años de descontento social con un modelo que profundiza la desigualdad social y que hunde sus raíces en una Constitución heredada de la dictadura de Pinochet.

En Bolivia, inicialmente, las irregularidades detectadas en los comicios electorales del 20 de octubre. Posteriormente, el golpe de Estado contra un gobierno legítimamente electo.

Por último, en Colombia, el posible lanzamiento de un “paquetazo” de medidas antipopulares y la continua postergación de demandas particulares por parte del gobierno nacional (educación, efectividad de los Acuerdos de Paz, entre otros)

De este modo, más allá de las particularidades propias de cada coyuntura,  cada una de ellas no puede comprenderse en su totalidad sin considerar el contexto regional que las rodea y que se caracteriza por:

El agotamiento de un modelo: con el giro neoconservador de mediados de esta década, un modelo neoliberal de gobierno fue reimpulsado en muchos países de la región. Hoy, la evidencia muestra que ese modelo se encuentra agotado. Es decir, hay un descreimiento y/o deslegitimación creciente con respecto a políticas económicas que en lugar de haber mejorado las condiciones de vida de los sectores más carenciados, han profundizado la brecha de desigualdad entre ricos y pobres.

La lucha hegemónica entre dos modelos de país: un modelo “neoliberal”, que intenta por todos los medios retener su poder y conservar su vitalidad inicial; y un modelo “popular”, que corrigiendo errores del pasado, busca su renovación y la recuperación de la hegemonía perdida hace unos años. Todo ello  favorecido por el debilitamiento del primero de ellos, y el reciente arribo de gobiernos de centro-izquierda al poder de algunos países de la región.

Una crisis de representatividad: es cada vez más frecuente la desconexión o poca sintonía que hay entre la clase dirigente y el pueblo como representado.

El empoderamiento del pueblo latinoamericano: Éste ha dejado de ser un sujeto pasivo que sólo se limita a contemplar la realidad política, para pasar a convertirse en un sujeto sumamente activo, cuyo protagonismo ha sido decisivo para cambiar el rumbo de muchas decisiones y acontecimientos.

La pugna en torno a la equidad social: En la mayoría de los casos contemplados (Ecuador, Chile y Colombia), las movilizaciones son reivindicativas, a favor de frenar la creciente profundización de la desigualdad social. En el caso de Bolivia, ocurre todo lo contrario. Siendo uno de los países ejemplares en esta materia, lo que observamos inicialmente - más allá de las demandas legítimas de algunos sectores en cuanto a una mayor institucionalidad - son movilizaciones de corte conservador, que buscan poner un freno a políticas que reducen la brecha social entre ricos y pobres, guiándose por una concepción en la cual no todos merecen vivir bajo las mismas condiciones de bienestar.

Una disputa geopolítica: hoy, América Latina cuenta con una gran cantidad y diversidad de recursos naturales considerados esenciales para el futuro de la vida en el planeta (por ejemplo, el caso del litio en Bolivia). Por consiguiente, se ha convertido en el campo de batalla de las grandes potencias que buscan abastecerse de esos recursos naturales. En este sentido, la asunción o continuidad de gobiernos afines o aliados, constituye un componente esencial de las estrategias de intervención de potencias como Estados Unidos.

Por lo tanto, éstos son algunos de los elementos más relevantes que deben tenerse en cuenta al momento de analizar la actual inestabilidad latinoamericana. Soslayar alguno de ellos, nos llevará a considerar cada una de las crisis como situaciones aisladas, en las que no tienen ninguna conexión, y en consecuencia, a tener una mirada parcial e incompleta de la realidad política de nuestra región.








Agenda de Eventos
Cierre del año en Somos Viento
Domingo 8 de Diciembre / 16:00 hs
Los Inclupas cierran el año con un event...
Domingo 8 de Diciembre / 19:00 hs
Este domingo, Milonga La Morocha
Domingo 8 de Diciembre / 18:00 hs
MÁS EVENTOS
Moneda
Dólar Nacional 58.28 63.26
Dólar San Francisco 59.00 64.00
Euro Nacional 64.48 69.27
Euro San Francisco 65.50 70.50
Riesgo País   2367
Cereales
Maíz 8750
Trigo 9996
Sorgo S/C
Soja 14980
Lino S/C
Girasol S/C
Mijo S/C




Institucional

Conocé nuestra empresa en toda su extensión.

Ingresar

FM CONTACTO
Profesionales

Accedé a la Guía de Profesionales de San Francisco.

Ingresar