Provinciales | Sociales 12/07/2019  08:39 hs.

Tragedia en Santa Fe. Un chico de 17 años atajó un penal con el pecho y falleció

 

La tragedia enluta al fútbol del interior de esta provincia. Ramón Ismael Coronel, alias "Piki" de 17 años, arquero del Club Unión de Golondrina, de la localidad Colonia San Manuel, ubicada en el departamento General Obligado, a 50 kilómetro de la ciudad de Reconquista, falleció producto de un paro cardiorespiratorio luego de que un pelotazo lo golpeara en el pecho durante un partido de la Liga Norteña de Fútbol que se definía por penales.


Según quienes se encontraban en la cancha, Coronel atajó el penal, salió corriendo para festejar y se desvaneció. Inmediatamente fue trasladado al Hospital de Reconquista pero falleció horas más tarde. El hecho fue confirmado por la Liga Norteña de Fútbol a través de las redes sociales. Eso despertó el interrogante sobre si puede ser fatal un pelotazo en el pecho.

Sucedió a las 21, del martes último, en circunstancias en que se disputaba un partido de fútbol en Paraje San Manuel (perteneciente al distrito de la Comuna de La Sarita), en el marco de la Fiesta Patronal, en honor a la Virgen de Itatí. "Atajó feliz su penal, alcanzó a festejar y cayó", contó en el portal ReconquistaHoy una prima de la joven víctima fatal, quien lamentó que en el lugar no había ninguna ambulancia, sí un médico, quien no pudo evitar el desenlace. El muchacho tuvo que ser trasladado en una camioneta hasta el Hospital Regional de Reconquista.

Por su parte, el director del nosocomio informó que el paciente había ingresado a la guardia en paro cardiorrespiratorio y que no respondió a la reanimación de acuerdo protocolo. No se determinó la causa de la muerte porque para eso deberían recurrir a una autopsia, la que nadie solicitó.

"Lo único que te puedo decir es que no entiendo por qué en el encuentro no había una ambulancia", expresó Eduardo Coronel, padre del joven fallecido. La Liga Regional Norteña de Fútbol lamentó el fallecimiento del jugador de Unión de Golondrina en un comunicado y acompañó a la familia y al Club Unión de Golondrina en el difícil momento.

Otros casos similares en el exterior

En marzo de 2018, en un partido de la tercera división de la liga de Croacia entre el Marsonia y el Slavonija, un futbolista colapsó en el área rival tras recibir un pelotazo en el pecho. Los intentos de reanimación resultaron inútiles, aunque el árbitro hizo ingresar a los médicos casi de inmediato, y Brubo Boban, de 25 años, murió 40 minutos después, en el hospital al que había sido trasladado de inmediato.

En 2006, la misma edad tenía un jugador galo amateur, cuando sufrió una situación idéntica durante un juego correspondiente a un torneo en Elne, ciudad vecina a Perpignan, en el sur de Francia. La víctima recibió reanimación cardíaca y respiratoria en la ambulancia que lo trasladaba, según consignó ANSA, pero los médicos no lograron salvarle la vida.

Fuente: La Nación